<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/SimonElectricES/?fref=ts">
sim-header-int-subido4-min.jpg

Casas inteligentes, hogares y negocios seguros

Sin duda alguna, la evolución de las nuevas tecnologías y los impresionantes progresos en el campo de la domótica favorecen enormemente las posibilidades de protección que ofrecen los sistemas electrónicos de seguridad, aumentando sus radios de cobertura, facilitando su interacción y propiciando una mejor y más completa integración en sistemas centralizados y controlables mediante dispositivos remotos.

Hemos comentado en otras ocasiones, la solución que ofrece Simon con su sistema VOX Basic, un sistema de última generación que permite controlar remotamente desde la elevación de persianas hasta la modulación de la iluminación, pasando, claro está, por los dispositivos y sistemas electrónicos de seguridad con los que cuenten nuestros hogares o negocios.

Leer más

Cámaras de vigilancia para casa, comercios y negocios

A primera vista, podría parecer algo exagerado proponer la instalación de sistemas de videovigilancia para proteger hogares y viviendas, sobre todo si no se trata de residencias de alto standing. Pero nada hay más alejado de la realidad que esta suposición: si bien es cierto que un circuito cerrado de televisión, por ejemplo, puede representar una opción exagerada en muchos casos, el servicio que prestan las cámaras y los dispositivos de videovigilancia a la seguridad y la protección tanto de hogares como de comercios y negocios está fuera de toda duda. Veamos por qué.


 

Leer más

Sistemas antiintrusos: detectores y módulos de seguridad

Un sistema antiintrusión, como su mismo nombre indica, previene y alerta de posibles intrusiones no deseadas, asaltos y allanamientos tanto en hogares y residencias, como en comercios y negocios de cualquier naturaleza.

Leer más

Controles de acceso: consideraciones previas y sistemas de seguridad

Debemos considerar accesos a todas aquellas aberturas o espacios de comunicación con el exterior que se hallen en hogares, viviendas y locales comerciales de toda índole. No solo puertas y ventanas (lo que serían accesos principales, secundarios y aperturas explícitas), sino también conductos de refrigeración y calefacción, salidas para mascotas, garajes y trasteros más desprotegidos estructuralmente pero con acceso directo a viviendas, claraboyas y demás.

En primer lugar, pues, es muy aconsejable que se realice un plano detallado con cada uno de estos accesos, que representan en mayor o menor medida un punto débil para la seguridad de nuestra vivienda o comercio, antes de pensar en los dispositivos y sistemas electrónicos de seguridad que más nos convenga implementar.

Leer más

Sistemas de alarmas domiciliarias

Los sistemas electrónicos de protección domiciliaria disponibles en el mercado ofrecen, casi de un modo universal, distintos dispositivos de alarma y avisos especialmente diseñados para cubrir las necesidades específicas que puede presentar cualquier hogar.

Leer más

Detectores y sistemas de balizado

Siguiendo con la serie de posts dedicados a los sistemas de seguridad doméstica, hoy nos ocupamos de echar un vistazo a balizas, indicadores, sistemas de detección y alarmas técnicas.

Leer más

Consejos básicos de seguridad

Como en tantos otros asuntos, también en materia de seguridad la prevención será nuestra mejor aliada. Aplicar el sentido común tratando de reducir los riesgos de seguridad nos ahorrará grandes disgustos y quebraderos de cabeza. Por eso, los consejos de seguridad que ofrecemos a continuación son aplicables de un modo general, y aunque no garanticen que nuestro hogar o negocio, las personas que se hallen en ellos o los bienes que contengan estén completamente a salvo, sí permiten disminuir en un buen porcentaje las posibilidades de sufrir percances indeseados.

Leer más

La seguridad en hogares y negocios

Hemos visto, en el capítulo anterior, que los sistemas electrónicos de seguridad ofrecen respuestas integrales a los retos que plantea la seguridad y la protección de personas, bienes y recintos. Pero, ¿de qué modo se articula esta respuesta? Pues bien, lo primero que debemos tener presente es que los sistemas electrónicos de seguridad ofrecen protección considerando los siguientes aspectos clave:

  • Protección personal

  • Protección estructural

  • Protección de bienes y servicios

 

Considerando estos tres aspectos, y alrededor de los mismos, se articula la solución ofrecida por los sistemas electrónicos de seguridad, que usa 4 tipos básicos de dispositivos para servir a estos fines relacionados con la protección:

  1. Alarmas y otros sistemas de protección contra intrusiones.

  2. Sistemas de monitorización de servicios (alarmas técnicas, avisos ante fugas, incendios, etc.).

  3. Circuitos de vigilancia (sistemas de cámaras, circuitos cerrados de televisión, etc.).

  4. Sistemas de protección personal (alarmas y avisos en previsión de accidentes, balizas luminosas y/o sonoras... es decir, sistemas de alerta de incidencias que pongan en riesgo la salud de las personas).

Este artículo trata sobre la importancia de la seguridad en hogares y negocios. Si te interesa el tema, no dudes en descargar nuestra guía gratuita Hogares y negocios seguros:

Haz click aquí para descargar la Guía Gratuita:  Sistemas Electrónicos de Seguridad

Aunque la seguridad plantee retos semejantes, a grandes rasgos, para cualquier tipo de recinto, lo cierto es que la seguridad en domicilios y en negocios presenta a su vez algunas diferencias que no podemos dejar de atender. Por eso, tomando en cuenta lo dicho anteriormente, deberemos estudiar para nuestro caso qué tipo de protección y qué mecanismos de seguridad nos conviene más implementar, en función de si el recinto a dotar con dichos dispositivos se trata de un domicilio particular o un local comercial.

 

La seguridad en domicilios y establecimientos comerciales

La seguridad, según sea domiciliaria o comercial —y aunque a simple vista una pudiera parecer más sencilla de atender que la otra—, posee unas especificidades que nos obligan a considerar aspectos concretos de cada una que en ningún caso pueden ser tomados como menores.

Protección personal 

Siendo la protección personal el aspecto más importante en todos los casos, en el ámbito del hogar esta adquiere una dimensión mucho más relevante y cercana: a nadie se les escapa que las personas a proteger forman parte de nuestro círculo relacional más íntimo (familia, amigos...). Por ello, el uso de alarmas, avisos y sistemas de protección que garanticen la integridad física de residentes y visitantes deben considerar un flujo menor de personas, pero al mismo tiempo ser utilizados para cubrir sus necesidades más específicas. Para ello, luces de balizado en escaleras, protección de enchufes para niños, alertas de emergencia para personas con dependencia... deberían poder combinarse con dispositivos antiintrusión, detectores de fugas y sensores de movimiento, que a su vez se tienen que ajustar para que no ofrezcan alertas falsas por movimiento de mascotas, actividades infantiles varias, etc.

 

En el caso de negocios y comercios, es evidente que los sistemas de protección no pueden atender a cada uno de los requerimientos de protección que presentan todos los usuarios y clientes de un modo particular; sin embargo, y más allá de lo que recogen las distintas normativas autonómicas, estatales y europeas al respecto —diseñadas para cada tipo de comercio y/o actividad—, la protección de las personas en espacios públicos debe ser tomada con gran seriedad y como el objetivo principal de cualquier sistema de seguridad que se implemente en ellos. En este sentido, debe regir la premisa «toda protección es poca», y en ningún momento se debe olvidar la responsabilidad civil y social que recae sobre este tipo de establecimientos, máxime cuando se recibe la visita de un gran número de público a lo largo del día.

Protección estructural

En los hogares, los sistemas de protección estructural pueden ser implementados de un modo más o menos estandarizado; sin embargo, la ausencia de actividades económicas o comerciales que revistan un riesgo especial para la estructura del edificio no exime del uso de dispositivos de alerta ante fugas e incendios, entre otros, aunque estos puedan ser más simples que los necesarios para garantizar la seguridad estructural en comercios y negocios.


Respecto a la seguridad estructural en establecimientos comerciales, y dando por supuesto que se cumplen las normativa vigentes que rigen el desarrollo de las actividades comerciales en locales abiertos al público, podemos tomar también en este caso medidas complementarias que permitan la sincronización, el control y la gestión de todos los dispositivos implementados.

Protección de bienes y servicios

Este aspecto se reduce, en el caso domiciliario, básicamente a los bienes, a aquellos elementos del contenido del hogar que deseamos proteger de robos y hurtos. En el caso de los negocios, oficinas y comercios, la normativa en este sentido es menos específica y queda en manos del o los propietarios dotarse de un sistema de seguridad eficiente que garantice la integridad de los bienes (recaudaciones, vehículos...) y los servicios ofrecidos. En ambos casos, como veremos en su debido momento, los dispositivos de videovigilancia, control de accesos y antiintrusión integrados en sistemas electrónicos de seguridad son una opción integral, eficiente y al alcance de cualquiera.  

Artículos relacionados:

Leer más

¿Qué son los sistemas de seguridad doméstica?

Cuando hablamos de seguridad en el contexto de los domicilios o negocios, enseguida nos vienen a la mente componentes, sistemas y estrategias diseñados para evitar hurtos, robos y allanamientos de cualquier tipo; y si bien este es uno de los objetos principales del estudio y el desarrollo de la aplicación de las nuevas tecnologías al campo de la seguridad, el asunto tiene una envergadura mucho mayor y atañe, al mismo tiempo, tanto a la seguridad exterior (es decir, a prevenir y evitar daños producidos por agentes externos) como a la seguridad interior (eso es, prevenir y evitar daños a residentes, visitantes y clientes en un recinto de nuestra responsabilidad, ya sea nuestro domicilio o negocio, causados por accidentes o cualquier otro tipo de percances).


Leer más

Sistemas electrónicos de seguridad: Hogares y negocios seguros

La seguridad, como tantas otras cuestiones que evolucionan parejas a las nuevas tecnologías, ha dejado de ser el terreno que conocíamos por estar tradicionalmente formado por una conjunción más o menos aleatoria y generalista de medios físicos y dispositivos electrónicos (como vigilantes, humanos o animales, alarmas y otro tipo de componentes clásicos), para devenir en un conjunto ordenado de elementos perfectamente cohesionados entre sí, integrados de un modo óptimo en completos sistemas diseñados para cubrir las necesidades específicas de clientes y usuarios de toda índole.

Y no sólo los avances tecnológicos han propiciado esta espectacular evolución que nos permite hablar, actualmente, de «sistemas de seguridad» en lugar de «elementos», «componentes» y «dispositivos» sin ninguna interconexión estandarizada: obviamente, los tiempos que nos ha tocado vivir, la actual crisis económica y la imparable sofisticación de los medios usados para cometer hurtos, robos y asaltos han desempeñado un papel crucial en dicha evolución.

Leer más