El banco de trabajo: la pieza clave del taller

El banco de trabajo no solo es central por el lugar físico que ocupa, sino por la importancia que adquiere en cualquier taller. De acuerdo con lo indicado al tratar el cómo delimitar las zonas de trabajo, y en concreto el espacio central del taller en casa, es muy recomendable que, si se puede, se distinga entre una zona «limpia» y una zona «sucia», cada una de ellas equipada con un banco de trabajo propio.


Tipos de bancos de trabajo

 

El banco de «trabajo limpio»

Como hemos apuntado en posts anteriores, el banco de trabajo limpio se destinará a realizar trabajos que dejen pocos residuos, o que estos sean sencillos de limpiar (limpieza en seco). La manipulación de limas, sierras, reglas e instrumentos de medida, tornos, taladros… y los trabajos con materiales como maderas, piedras o metales se realizarán en la zona limpia de trabajo y, por lo tanto, en el banco limpio.  

El mantenimiento y la limpieza de este banco de trabajo debe ser escrupuloso y detallista para evitar accidentes, incomodidades y la realización de trabajos con resultados que no alcancen nuestras expectativas.


El banco de «trabajo sucio»

Este banco se concretará, a su vez, en la zona sucia, es decir, la destinada a trabajos con líquidos, pìnturas, disolventes… que requieran tener a mano una toma de agua y un desagüe. La limpieza de este banco debe ser también constante, pero evidentemente nunca alcanzará el nivel del banco limpio.

 

Para aprender más sobre qué elementos debe tener un taller de bricolaje doméstico, puedes descargar esta guía gratuita:

Haz click aquí para descargar la Guía Gratuita sobre  Cómo montar un Taller de Bricolaje en Casa  

Características del banco de trabajo


Como decíamos, un taller sin banco de trabajo carece de sentido. Su altura, sus dimensiones, su robustez y el material con el que esté elaborado serán determinantes.

Un banco de trabajo universal (si contamos con un banco limpio y otro sucio, lo que sigue es aplicable solo al primero) debe constar de 3 partes diferenciadas:


  • La mesa de trabajo: podemos usar una mesa reciclada, a ser posible de madera maciza o robusta, semejantes a las mesas supletorias de comedor, adaptada a una altura de 70 cm-90 cm (según la altura del tallerista), y con una superficie adecuada para realizar dibujos, esquemas, marcaje de piezas… en ella también alojaremos los elementos y las herramientas que necesitemos de un modo recurrente mientras estemos realizando algún trabajo, para tenerlos a mano en todo momento.

 

Herramientas banco de trabajo

 

  • El banco de carpintero: como su nombre indica, en él se trabajará básicamente con madera y sucedáneos de la misma. Ocupará la parte central del conjunto del banco, y podrá ser utilizada como supletorio mediador entre el banco de mecánico y la mesa de trabajo. También es recomendable, si no dispone de ellos, que instalemos algunos cajones para guardar guantes, cintas, trapos, clavos, tornillos y pequeñas piezas de uso frecuente.

 

  • El banco de mecánico: pese al nombre, es recomendable que esta pieza también sea de madera maciza. En su defecto, al menos el sobre debería ser de madera, pudiendo ser el resto de la estructura de metal (con patas de goma para aislar el metal del suelo). En el banco de mecánico instalaremos una pieza fundamental en cualquier banco de trabajo: el tornillo, que nos servirá para mantener fijas y estables piezas que tengamos que marcar, cortar y/o ensamblar.

 

Banco de trabajo en un taller

 

Finalmente, es importante recordar que la distribución de los espacios de almacenamiento que rodeen al espacio central, donde se ubica el o los bancos de trabajo, mantengan una coherencia con los elementos que tengan más cercanos: sierras, tacos, taladros, brocas… cercanos al banco de trabajo limpio, a poder ser próximos a los bancos de carpintero y mecánico; niveles, cintas métricas, escuadras, reglas, papeles… cerca de la mesa de trabajo, etc.

 

Posts relacionados:

 

No te pierdas nuestra guía gratuita sobre el diseño e instalación del taller de bricolaje en casa:

Guía gratuita sobre la instalación de un taller de bricolaje en casa