Componentes centrales del home cinema

Ya hemos mencionado que algunos home cinema se comercializan en equipos compactos, formados por escasos módulos que integran todos los elementos necesarios para disfrutar de una experiencia parecida (o en algunos casos incluso superior) a la de las salas de cine en nuestro hogar. En otras ocasiones los equipos home cinema presentan una mayor variedad de módulos, pero en todos los casos un equipo de cine en casa siempre deberá contar con los siguientes elementos centrales:

  • Fuente: lector/reproductor de audio y vídeo

  • Procesado electrónico y amplificación del sonido: receptor A/V, procesador, preamplificador y amplificador

A ello cabría sumar los componentes que aquí consideraremos periféricos (como el cableado o los altavoces), y los elementos auxiliares o complementarios (prescindibles, pero muy convenientes y realmente interesantes), de los que nos ocuparemos en los siguientes posts dedicados a este tema.


Componentes del home cinema

Podrás saber más sobre los elementos principales de un home cinema con esta guía:

Haz click aquí para descargar la Guía Gratuita sobre  Cómo montar un Home Cinema en Casa

 

El núcleo del home cinema

Fuentes

No cabe duda de que la fuente, o sea, el lector o reproductor ocupa un lugar central en los equipos de cine en casa. Su función no es otra que leer el contenido del soporte que contiene la información a reproducir y transmitirla a los demás componentes del equipo.

Dado que, actualmente, la mayoría de esta información está digitalizada, la fuente o reproductor debe ser capaz de leer formatos de audio y vídeo digitales, algo que aparentemente podría parecer secundario o banal, pero que en realidad representa uno de los principales factores de diferenciación entre las distintas fuentes o reproductores que se comercializan. Para simplificar un poco este asunto, hemos agrupado en grandes 3 categorías los distintos tipos de reproductores que podemos encontrar en el mercado:


  • Reproductor DVD: el lector más universal y común en equipos de home cinema. Es capaz de leer archivos de audio y vídeo en formato DVD (por supuesto), además de otros formatos digitales, normalmente especificados en el manual que acompaña a dispositivo.

 

Reproductor DVD home cinema

 

  • Blu-Ray: es el siguiente eslabón de la cadena evolutiva del DVD. Permite almacenar grandes volúmenes de datos, y vídeos y audio de alta definición. El lector de Blu-Ray, además, permite reproducir DVD clásicos, y algunos de los modelos más actuales incluyen funciones de Smart TV, para convertir un televisor cualquiera en un dispositivo inteligente sin tener que gastar grandes sumas de dinero.


  • 3D: para disfrutar no solo de un sonido envolvente (el efecto que se consigue con el surround) sino también de una imagen en 3 dimensiones, el reproductor debe ser compatible con formatos Blu-Ray 3-D. Pero ojo, porque de nada servirá disponer de un lector de este tipo si no se cuenta con una pantalla o un televisor capaz de reproducir imágenes en 3 dimensiones.


Además de la disquetera (el cajetín en el que se introduce el disco de DVD o Blu-Ray), es importante recordar la conveniencia de que los reproductores, sean del tipo que sean, estén equipados con puertos USB, HDMI, Ethernet y a ser posible receptor Wi-Fi para ser capaces de leer todo tipo de soportes.


Procesado electrónico y amplificación del sonido

Con mucha frecuencia, los componentes del home cinema destinados a procesar y amplificar el sonido están integrados en un mismo módulo o carcasa, el receptor A/V. Este receptor incluye (insistimos, a veces pueden presentarse en módulos separados) los demás elementos necesarios para procesar, descodificar y amplificar las pistas de sonido digital que se distribuirán a los altavoces.

 

Reproductor Blu Ray en Home cinema

 

Resumidamente, las funciones del receptor A/V se resumen en el envío de la información del audio y el vídeo digital leída por la fuente a un descodificador, que a su vez la distribuye hacia los dispositivos pertinentes: el vídeo hacia la pantalla o televisor, y el audio hacia el amplificador (en el caso de los altavoces pasivos; los altavoces activos suelen estar equipados con su propio amplificador, como veremos más adelante).

 

Posts relacionados:

 

 

Sigue leyendo sobre este tema en esta guía que completa de forma detallada este artículo:
Guía gratuita sobre la instalación de un home cinema en casa