Los peligros del agua y la electricidad

El niño puede sufrir una descarga eléctrica cuando su cuerpo entra en contacto, de forma directa o a través de un objeto metálico, con un conductor eléctrico. En general, las consecuencias del accidente eléctrico se limitan a un gran susto.

No obstante, en los casos más graves, el niño puede perder la consciencia y sufrir una reducción del flujo sanguíneo que los médicos llaman shock y que no hay que confundir con el susto. Además, si la descarga eléctrica es prolongada, el calor desarrollado por la corriente puede provocar una quemadura. 

Haz click aquí para conseguir la Guía Gratis sobre Consejos de Seguridad Eléctrica Infantil

accidente electrico agua

Para evitar estos acontecimientos es imprescindible tener en cuenta ciertas medidas de precaución y adecuar la casa para los más pequeños.

En efecto, uno de los peligros más grandes que existen en el hogar es la unión de la electricidad con el agua. Como ya sabes, los materiales conductores son aquellos a través de los cuales puede circular la electricidad. Este hecho ocurre en materiales tales como el metal, el agua o el cuerpo humano, ya que este último está formado en su mayoría por agua. Por eso, tocar un aparato eléctrico o un enchufe con las manos o los pies mojados es extremadamente peligroso.

¿Qué precauciones debemos adoptar?

  • Al bañar a los niños, no debe haber ningún aparato eléctrico ni enchufe cerca.

  • En general, no hay que dejar los aparatos eléctricos ni las regletas enchufadas cerca de una fuente de agua, ya que el riesgo de electrocución aumenta.

  • Nunca conectes un electrodoméstico si está en una área húmeda. En este sentido, los baños son los sitios de más peligro.

  • Aunque un electrodoméstico esté apagado, sigue habiendo corriente eléctrica dentro del aparato. Por lo tanto, si un aparato cae en el agua, desconéctelo; jamás trates de sacar un aparato del agua mientras esté conectado.

  • Antes de usar un aparato o enchufe eléctrico, asegúrate que tus manos estén secas y que no esté en contacto con una llave de agua o sobre el suelo mojado.

  • Mantén los cables alejados de los niños, y enseña a los niños a dejarlos en su sitio.

  • Aleja los electrodomésticos del lavabo o de la bañera. Si hay secador de pelo u otro aparato en el baño, desconéctalos mientras bañas a los niños para evitar algún accidente.

Tomando esta serie de sencillas medidas, los pequeños de la casa estarán a salvo de sufrir cualquier tipo de descarga eléctrica.

Una vez más, te recomendamos nuestra guía gratuita sobre seguridad eléctrica infantil para saber cómo proteger a los más pequeños de casa de los accidentes eléctricos.

Si quieres saber más de seguridad eléctrica para los más pequeños, consulta estos artículos relacionados de nuestro blog:

Guía gratuita sobre seguridad eléctrica infantil