<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/SimonElectricES/?fref=ts">
head-image.jpg

Tipos y posibilidades de los talleres domésticos

Posted on Tue, Jun 09, 2015

Existen tantos tipos de talleres domésticos como fines y propósitos nos podamos plantear. No es posible, por este motivo, realizar un listado exhaustivo de los distintos tipos de taller que podemos instalar en una vivienda, aunque sí podemos enumerar algunos de los tipos de taller más frecuentes, adecuados y/o oportunos que podemos ubicar en un domicilio particular.


Tipos de talleres domésticos: características, dificultades y posibilidades


Taller de manualidades, arte, restauración y bricolaje fino

Este tipo de talleres sirven a fines muy variados, pero con un denominador común: la precisión, la limpieza y el orden se unen al manejo de materiales delicados y piezas de valor, de herramientas sensibles y elementos frágiles en la lista de requisitos a tener en cuenta a la hora de diseñar y ejecutar nuestro proyecto.

Aunque todo taller debe cumplir con unos mínimos en lo que concierne al espacio de trabajo, los suministros, la comodidad y la seguridad, este tipo concreto de taller precisa, más que cualquier otro, unas condiciones de aislamiento que permitan una máxima concentración y eviten distracciones inoportunas.  

 

Taller de manualidades

 

No te pierdas nuestra guía gratuita para saber más sobre los distintos tipos de talleres domésticos:

Descárgate la guía GRATUITA sobre cómo montar un Taller de Bricolaje en Casa

 

Taller de bricolaje «grueso»: electricidad, carpintería, construcción

El aislamiento de este tipo de talleres del resto de las zonas habitables de una vivienda, como en el caso de los anteriores, también requiere una atención especial, pero aquí más que para proteger el espacio del exterior es precisamente para lo contrario: evitar que las actividades y los proyectos que se lleven a cabo en él no afecten al resto del hogar ni a ninguno de sus miembros. No debemos olvidar que en un taller de estas características, las herramientas que se manejan y ciertos productos tienen una alta peligrosidad (sierras, taladros, tornos, clavos, tornillos de banco, disolventes…), por lo que controlar adecuadamente el acceso al mismo, especialmente si en la vivienda habitan niños, deviene una prioridad ineludible.

También nuestra propia seguridad debe ser prioritaria, por lo que se recomienda aún más encarecidamente la atenta lectura del artículo de esta misma serie dedicado a tratar la cuestión con detalle.

Taller de carpintería y electricidad

En los talleres dedicados al bricolaje doméstico de estas características se suele acumular un gran nivel de polvo, suciedad y residuos por lo que una correcta distribución de los espacios, el diseño de una buena gestión de residuos y la limpieza frecuente del espacio también son cuestiones de suma importancia a tener en cuenta.

Por último, la instalación de suministros y desagües (que serán objeto de atención detallada en otros posts) también posee una relevancia especial, sobre todo si se prevé el uso de herramientas que requieran, por ejemplo, la contratación de una potencia eléctrica más elevada o la instalación de componentes eléctricos resistentes a golpes y percances de tipo variado.

Armarios de alta resistencia precableados

Talleres mecánicos, de herrería o fundición

Talleres dedicados a la fundición amateur de todo tipo de metales, a actividades relacionadas con la mecánica de vehículos (principalmente a motor) o el trabajo con forjas a nivel aficionado, aunque menos frecuentes que los anteriores, también se pueden instalar en un entorno doméstico contando, eso sí, con las necesarias medidas de seguridad, muy superiores aquí a las exigibles en los casos vistos hasta ahora.

La seguridad, pues, deviene una cuestión de extrema prioridad en talleres domésticos que entrañen riesgos para las personas y la vivienda como los derivados de la exposición a temperaturas extremas, o el manejo de herramientas y materiales de alta peligrosidad.

La limpieza, el orden y la correcta distribución de los espacios de trabajo, también primordiales por sí mismas, redundan a su vez en la obtención de mayores niveles de protección, y nunca se debe subestimar la posibilidad de recurrir a profesionales para que lleven a cabo la instalación (parcial o total) de un taller de estas características en un entorno doméstico.

 

Posts relacionados:

 

¿Quieres montar uno de estos talleres en tu casa? Te contamos cómo en esta guía gratuita:

Guía gratuita sobre la instalación de un taller de bricolaje en casa

Tags: taller de bricolaje en casa