<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/SimonElectricES/?fref=ts">
head-image.jpg

Cómo hacer más segura la electricidad para los niños

Posted on Mon, May 22, 2017

electricidad para niños.jpg

Tomas de corriente, cables eléctricos, enchufes… son solo algunos de los dispositivos que se convierten en un peligro potencial cuando hay niños pequeños en casa. El riesgo de, por ejemplo, sufrir una grave descarga eléctrica y de resultar herido es algo a lo que se enfrentan si no somos capaces de poner en marcha medidas de seguridad en la electricidad para los niños que los mantengan a salvo. Su curiosidad innata hace que tengamos que prestar una atención especial a posibles riesgos, algo para lo que daremos a continuación una serie de consejos.

La base de enchufe, clave en la seguridad eléctrica

La base de enchufe es uno de los elementos a los que hay que prestar más atención, ya que se trata de distribuidores de tensión con los que se conectan los dispositivos eléctricos del hogar. Deben emplearse interruptores seguros en cocina, baños, garajes y en todo espacio de la vivienda en el que los dispositivos eléctricos pudieran tomar contacto alguno con el agua. Ocurre lo mismo si se cuentan con equipamientos como piscinas, jacuzzis, herramientas eléctricas o equipos de jardinería (cortacésped, desbrozadora, etc.). El usuario no está expuesto a peligro cuando usa las bases de enchufe gracias a su diseño en plástico aislante, a pesar de que la parte activa interna sea metálica. Aún así, Simon comercializa todas sus bases de enchufe con seguridad infantil de electricidad para niños; el sistema tiene un obturador montado dentro del mecanismo que tapa los orificios que dan acceso a los contactos. Según la normativa de instalación ICT toda nueva vivienda debería ya incorporar bases con protección infantil sin excepción.

Enchufe con tapa

Aunque es un elemento sencillo, una tapa es un elemento versátil y de enorme influencia en la seguridad eléctrica infantil, ya que impide el contacto directo con el vaso del enchufe. No garantiza estanqueidad,  pero sí evita contactos involuntarios. Actúa, además, como capa para evitar salpicaduras y aísla del polvo. Se puede usar en habitaciones de niños, cocinas, baños o entornos adversos diversos. Para cambiar un enchufe sin tapa por uno con tapa primero se debe quitar la corriente de la toma y desatornillar su tornillo central. A continuación la carcasa se despega automáticamente y deja visible el mecanismo de la toma eléctrica. En este momento sólo hay que volver a poner el tornillo pero utilizando la nueva tapa para el enchufe, que ya lleva incorporada su carcasa.

Riesgo con el agua y la electricidad

Para impedir que un niño sufra una descarga eléctrica al entrar en contacto con un conductor eléctrico, ya sea de forma directa o por medio de un objeto metálico, conviene tomar ciertas precauciones. Nunca debe haber aparatos eléctricos ni enchufes próximos al bañar al niño. Tampoco hay que dejar aparatos eléctricos ni regletas enchufadas cerca de una fuente de agua por el riesgo de electrocución. En el baño, en ocasiones se conectan electrodomésticos en una área que está húmeda, una práctica que conviene olvidar. Si un aparato cae en el agua se debe desconectar de inmediato y, nunca, tratar de sacarlo del agua mientras está conectado. Otros buenos hábitos son secarse bien las manos antes de usar un aparato o enchufe eléctrico, mantener los cables alejados de los niños y alejar los electrodomésticos del lavabo o de la bañera.

¿Qué es lo que define a una instalación segura?

Por instalación con seguridad eléctrica infantil entendemos aquella que permite reducir al mínimo la probabilidad de que ocurran accidentes que pongan en riesgo la vida y la salud de los niños (y, por defecto, también de los adultos). Para ello podemos tomar varias medidas:

  • Contar con varios circuitos eléctricos para alimentar distintas zonas; de iluminación, de calefacción, para los electrodomésticos de la cocina, etc.
  • Además de los cables de fase y neutro, se necesita un tercer cable con contacto a tierra. Este cable es importante, puesto que en caso que haya un problema en la instalación dirige la electricidad hacia la tierra.
  • Cada circuito eléctrico requiere de un interruptor magnetotérmico, que se coloca en el cuadro eléctrico. En caso de sobrecalentamiento o cortocircuito, el magnetotérmico corta el suministro y evita que se den peligros como un incendio.

 

Posts relacionados:

Para saber más te recomendamos esta guía gratuita:

Guía gratuita sobre seguridad eléctrica infantil